Derecho de Familia

Abogados Divorcio Boston y Miami

¿Qué ocurre cuándo un matrimonio que ha trascendido las fronteras de un Estado termina en divorcio?

Los Estados regulan de diferentes formas el divorcio en cuanto a sus causales, aceptando la decisión unilateral de uno de los cónyuges, el común acuerdo o divorcio remedio y/o estableciendo la exigencia de invocar una o varias causales en lo que se conoce como derecho sanción. También puede variar el procedimiento que, si bien por lo general es judicial, puede ocurrir que se admitan procesos administrativos, religiosos o parlamentarios. Nosotros somos sus abogados de derecho familiar internacional en Boston, Miami y Madrid.

Se distinguen los siguientes sistemas posibles en cuanto a la ley aplicable:

El que acumula la lex fori o Derecho extranjero a ley nacional de los esposos, sistema que adoptó la El Convenio de La Haya de 12 de junio de 1902, en materia de tutela de menores y que aceptó un procedimiento administrativo. Esto implica que deben coincidir en admitir las causales de divorcio, para ser procedente, ambas legislaciones. Esta misma convención aceptó alternar la ley personal y la religiosa. La opción se presenta cuando la ley de la nacionalidad no establece la forma religiosa y, en cambio, sí la impusiera la ley del lugar de celebración, pudiendo las partes elegir a cuál someterse.

El que acumula en este caso la ley del domicilio de los cónyuges con la del lugar de celebración del matrimonio establecido por el Tratado de Montevideo de 1889 (rige actualmente en Perú y Bolivia).
Sistema de aplicación del Derecho extranjero o lex fori, aplicando su derecho el juez que entiende en la causa.

Sistema de la ley del domicilio conyugal (aceptado por el Tratado de Derecho Civil Internacional de Montevideo de 1940).

El procedimiento a seguir depende del país donde se ha dictado la sentencia, si es comunitario o no, si tienen acuerdos firmados con España, EEUU o viceversa en dicha materia.

El Convenio de La Haya de 25 de octubre de 1980 sobre los Aspectos Civiles de la Sustracción Internacional de Menores

¿Cuál es el objeto del Convenio?

El Convenio tiene un doble objeto:

Ejecutivo: garantizar la restitución inmediata de los menores trasladados o retenidos de manera ilícita en cualquier estado contratante.

Preventivo: velar por que los derechos de custodia y visitas vigentes en uno de los estados contratantes sean respetados en los demás estados contratantes.

Es decir, tiende a restablecer la situación anterior al traslado o retención ilícita mediante la restitución inmediata del menor al Estado de su residencia habitual, impidiendo que los individuos unilateralmente puedan cambiar la jurisdicción a su criterio para obtener una decisión judicial que los favorezca.

De este modo, se busca garantizar el “interés superior del niño” víctima de traslado o retención ilícita, que en el marco de estos instrumentos consiste en la pronta restitución del menor a su residencia habitual.

Este principio solo puede ser desvirtuado por la aplicación de alguna de las excepciones previstas en el articulado del Convenio, que deben ser interpretadas restrictivamente.

¿Cuándo estamos en presencia de un traslado o retención ilícitos?

A los fines de determinar cuando un traslado o retención son ilícitos, deberemos tener en cuenta dos supuestos; uno fáctico y uno jurídico. El jurídico radica en la infracción a los derechos de custodia legalmente atribuidos a una persona, institución u organismo. El fáctico, se refiere al ejercicio efectivo de esos derechos en el momento del traslado o la retención, o a la falta de ese ejercicio por impedimento del otro cónyuge.

¿Cuáles son los alcances del derecho de custodia y derecho de visitas en el Convenio?

El Artículo 5 del Convenio nos brinda una calificación autónoma del derecho de custodia. En tal sentido, se entiende por tal el derecho relativo al cuidado de la persona del menor y en particular el derecho a decidir sobre su lugar de residencia.

Por derecho de visitas entiende el derecho de llevar al menor, por un periodo de tiempo limitado a otro lugar diferente de aquel en el cual tiene su residencia habitual.

Mercado & Rengel tiene amplia experiencia en todos los aspectos inherentes al derecho matrimonial internacional, incluyéndose en este campo separaciones, divorcios, nulidades matrimoniales, custodia compartida, alimentos para los hijos, derecho de visitas, compensatorias, así como liquidaciones patrimoniales de los cónyuges y protocolos de familia.